MOVIPAZ

“El Móvil de la Paz” es una herramienta fundamental en la construcción de la paz en Colombia.  Somos un proyecto lúdico pedagógico, itinerante con enfoque amplio e integral en el posconflicto, que concibe la cultura de paz para alcanzar el bienestar general en donde se privilegie el respeto a los derechos humanos, el respeto por el medio ambiente, la igualdad entre mujeres y hombres, la participación democrática, la tolerancia y la libre circulación de información, entre otros.  El Móvil de la Paz propone un enfoque integral para la superación del conflicto armado, prevenir la violencia y los conflictos violentos, como una alternativa a la cultura de guerra y violencia.

El Móvil de la Paz manifiesta que con la participación de los gremios y la empresa privada, apoyando el fomento del desarrollo económico y social sostenible, además de la vinculación de todos los movimientos sociales, el gobierno central y sus entes territoriales, trabajadores, la academia, la guerrilla en su camino hacia la democracia, los partidos políticos y toda la sociedad civil, lograremos construir un nuevo país en paz.

MEMORIA HISTORICA

El Móvil de la Paz ha desarrollando su propio Centro de Memoria Histórica para documentar los trágicos hechos del pasado realizando actividades de extensión para robustecer el ancho compromiso de la sociedad y así asegurar que Colombia no regrese a un estado de violencia sistemática.

Por más de cinco décadas el conflicto armado en Colombia ha creado un legado trágico de más de seis millones de víctimas, envolviendo más de cuatro millones de colombianas y colombianos desplazados de sus comunidades y tierras.

Como lo han experimentado en otras naciones que han sufrido conflictos, la “revelación de la verdad” es una pieza crítica y fundamental del proceso de reconciliación que ofrece a las víctimas un sentido de cierre y concientiza a la sociedad del dolor del conflicto, ayudando a que la historia no se repita.

DERECHOS HUMANOS

Para el Móvil de la Paz la promoción y el fortalecimiento de los derechos humanos son fundamentales para evitar una recaída en el conflicto armado en Colombia.

La visión del Centro de Derechos Humanos  del el Móvil de la Paz  es que todas las personas, incluyendo todos los sectores de la sociedad formen una comunidad solidaria en torno a los actores del conflicto armado, tanto victimas como sus victimarios que se acogieron a los acuerdos de paz, respetando la dignidad de todo ser humano y sus derechos fundamentales a partir de una concepción integral de los derechos humanos producto de una cultura de paz.. Para contribuir a esta visión realizamos actividades educativas enfocadas a promover y defender todos los derechos humanos de sectores de la población a través de actividades de defensa, difusión, educación.

EDUCACIÓN PARA LA PAZ

Consideramos la Cultura de la Paz como una filosofía que nos lleva a la enseñanza y desarrollo de habilidades y actitudes para saber transformar conflictos a través de la reflexión, cooperación, tolerancia, escuchar al otro para encontrar la solución a los problemas.

Educación por la Paz, forma parte de nuestra estrategia pedagógica para enfrentar el reto histórico más grande de nuestro país, como lo es el posconflicto. La sostenibilidad en el tiempo de la paz incipiente depende de la Cultura de la Paz en donde desarrollemos un pensamiento crítico, un sentido de reflexión, solo de esta manera superaremos la cultura de la violencia por una verdadera Cultura de la Paz para poder aprender a vivir con respeto justicia y equidad, en donde aprendamos a vivir, pensando en una conciencia social para con los demás para con uno mismo y para con la sociedad.

Solo con la participación de todos los estamentos de la sociedad estableciendo ambientes que permitan desarrollar el instinto natural del amor por la paz, la preocupación por los demás, rechazo a la violencia, deseo de libertad propiciando la responsabilidad colectiva, así mismo se debe trabajar en una conciencia en los jóvenes para crear un concepto definido de responsabilidad social para que contribuyan al mejoramiento de la sociedad.

La Cultura de la Paz definitivamente encuentra su fundamento en la Educación para la Paz donde la prioridad sea el hombre en sí mismo y no el poder